Las palabras también pueden salvarnos #SaberEsCuidarse

image
02.02.2018

La cruzada contra el cáncer de mama es uno de los pilares fundamentales por lo que FAM trabaja día a día. En el 2018 nos propusimos multiplicar la cantidad de mujeres informadas. Creemos que junto a ellas, dispuestas a llevar la concientización hacia sus círculos de confianza, la enfermedad estará más cerca de convertirse en un mal recuerdo.

Con sentido y con conciencia, conozcamos juntas las palabras que pueden salvar vidas.

Mamografía: forma en que se toman imágenes de las mamas implementando rayos X de baja dosis para identificar precozmente el cáncer (antes de que se manifiesten síntomas). Nunca dejes de tener presente que ante cualquier duda debés consultar a tu médicx de cabecera.

Metastásico: Hace referencia a un tipo de cáncer donde la células se expanden y forman nuevos tumores. El tumor metastásico es el mismo tipo de cáncer que el tumor primario.

Prevención primaria: reducción de las posibilidades de contraer cualquier tipo de cáncer en un 40% mediante la incorporación de hábitos saludables.

Prevención secundaria: estudios preventivos recomendados para detectar el cáncer en sus estadios iniciales, que es cuando existen mayores probabilidades de tratamiento y cura.

Remisión: Una persona se encuentra en remisión si se disminuyeron o desaparecieron los síntomas de la enfermedad del paciente, ya sea como consecuencia del tratamiento o de forma espontánea.​​

Autoexploración: Se trata de una práctica necesaria para, a través del conocimiento de tu propio cuerpo, poder detectar alguna posible anomalía.

Adyuvante: tratamiento oncológico complementario a otro que se ha realizado previamente.

Alopecia: en oncología hace referencia a la pérdida del cabello sufrida por los tratamientos de quimioterapia y/o radioterapia.

Amenorrea: Ausencia del flujo menstrual, a veces ocasionada por tratamientos hormonales o contra el cáncer.

Biopsia: Estudio realizado a partir de un trozo de tejido o parte de un líquido orgánico. Resulta preciso a la hora de diagnosticar enfermedades.

Ecografía: técnica de diagnóstico por la imagen que utiliza ultrasonidos para generar imágenes de distintos órganos.

Contraste: sustancia que se introduce en el organismo con el fin de obtener imágenes más claras al realizar pruebas diagnósticas como las radiografías o TC (Tomografía Computerizada).

Carcinoma: Tumor maligno derivado de estructuras epiteliales o glandulares; constituyen el tipo más común de cáncer. Lugares comunes de carcinomas son la piel, la boca, el pulmón, las mamas, el estómago, el colon y el útero.

Factores de riesgo: cualquier elemento que aumenta las probabilidades de una persona de desarrollar una enfermedad.

Hormona: Sustancia producida por células vivas que circula a través del torrente sanguíneo y que afecta a las células y a los tejidos que se encuentran lejos del lugar en donde ésta se originó.

Implante mamario: Prótesis de silicona utilizada para aumentar el tamaño del seno o restaurar su volumen después de una mastectomía.

Lóbulo: una parte de la mama. Cada mama contiene de 6 a 9 lóbulos.

Mastectomía: Cirugía que extirpa toda la mama.

Quimioterapia: El uso de medicamentos para tratar enfermedades; cuando se los utiliza para tratar un cáncer, el objetivo es destruir las células cancerosas.

Reconstrucción: Cirugía para devolver a la mama su forma después de una mastectomía.

Tumor: Un grupo de células cancerosas.