Te las presentamos, ellas son ganadoras del Premio Mujeres Solidarias 2019.

image

Son especiales, mujeres que miran a su alrededor y se proponen dar respuesta a las necesidades de su comunidad más cercana. Se merecen nuestro reconocimiento y apoyo para continuar con su tarea. Conocelas en esta nota.

Con la presencia del Presidente y Director Ejecutivo de Avon, Jan Zijderveld, Fundación AVON entregó ayer el Premio Mujeres Solidarias. El propósito del Premio es reconocer, apoyar y brindar visibilidad a mujeres de todo el país que desarrollan proyectos que mejoran la vida de las personas de sus comunidades, contribuyendo a conformar una sociedad más justa y equitativa.

 

En 2007, desde AVON y Fundación Avon tomamos la decisión de fortalecer el trabajo comunitario de mujeres solidarias. Desde ese entonces, y de manera interrumpida, cada año abrimos la convocatoria abierta a postularse al Premio Mujeres Solidarias.

Este año, cinco ganadoras fueron distinguidas con una estatuilla y recibieron una asignación económica de $200.000 para la ejecución o continuación de sus proyectos.

Los proyectos seleccionados cuentan con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y colaboran a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, promovidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Ayer, vivimos la 12° ceremonia de premiación. ¿Querés conocer a las ganadoras?

Ellas ganaron el Premio Mujeres Solidarias 2019:

Beatriz  Corral por  su contribución a alcanzar la igualdad de género y el trabajo decente y desarrollo económico.

Beatriz preside la Fundación del Alto, organización que busca generar conciencia de sostenibilidad ambiental e intensificar los procesos de desarrollo local para hacer frente a la crisis ambiental planetaria.

A través del proyecto La Teuquita Eco-lana, propone desarrollar capacidades técnicas y organizativas de las mujeres de su comunidad, en la Provincia de Salta, para el aprovechamiento y la producción de lana ecológica ovina con agregado de valor en origen. Mediante talleres de transferencia sobre saberes ancestrales sustentables,  su proyecto  propicia la apertura de un nuevo sector productivo en favor de la economía de  mujeres de comunidades vulnerables del chaco salteño. La lana producida es la materia prima para el sector de bioconstrucción.

El Premio Mujeres Solidarias significa un apoyo a las mujeres que, por diversas razones, se encuentran sin acceso a sus derechos. Con este proyecto buscamos brindarles la posibilidad de colaborar con el desarrollo de iniciativas que permitan, por ejemplo, alcanzar su propio sustento y el de sus familias, mejorando la calidad de vida de todxs”, destacó Beatriz Corral.

 

Mirtha Sisnero por su aporte a la reducción de las desigualdades y a la equidad de género.

Mirtha protagonizó el caso Sisnero, en su ciudad Salta. Gracias a su insistente reclamo, que llegó a la Corte Suprema, en la actualidad hay mujeres conductoras de colectivos en el sistema de transporte público, espacio que era sólo ocupado por hombres. A ella le tomó 10 años poder trabajar como colectivera.

Su proyecto brinda capacitación en perspectiva de Género y Derechos Humanos de las mujeres trabajadoras recientemente incorporadas a SAETA (Sociedad Anónima de Transporte Automotor), entidad que tiene a su cargo el transporte de pasajeros del área metropolitana de Salta.

“Este reconocimiento nos permite continuar trabajando en pos de los derechos de las mujeres y visibilizar las situaciones que se viven en los diferentes rincones del país. Es un orgullo ser premiada con todas estas mujeres que realizan trabajos sociales para toda la comunidad”, afirmó Mirtha Sisnero.


Brenda Pignol Ramos por su contribución a la reducción de la pobreza y a la equidad de género.

Brenda es co-Directora de Liberarte, empresa social que trabaja para promover empresas inclusivas e iniciativas innovadoras que generen inclusión de personas con discapacidad. Su proyecto Reciclando con Inclusión, desarrolla una línea productiva de objetos de triple impacto para oficina realizado mediante el reciclaje de tapitas plásticas. Además de contribuir al cuidado del medio ambiente, favorece la inclusión laboral de mujeres con discapacidad.

Este Premio significa para nosotros la posibilidad de poner en marcha nuestro proyecto, materializar un sueño. Gracias al aporte y la confianza de Fundación AVON podremos dar comienzo a nuestra iniciativa para la inclusión laboral de muchas mujeres”, señaló Brenda Pignol Ramos.

 

 

Romilda Padilla por promover el desarrollo industrial, la innovación y la infraestructura.

Es Presidenta de la Asociación Civil de la Mujer Rural de San Pedro, Provincia de Misiones, institución solidaria y colaborativa dedicada a proyectos productivos, ambientales y de viviendas rurales, para el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y de la producción agropecuaria.

Su proyecto, Reconversión Productiva Sustentable, busca como objetivo finalizar y poner en funcionamiento la cocina agro-industrial de la Asociación Civil, dentro de la planta de industrialización de hortícolas y frutales. De esta manera, las socias y familias productoras de estos parajes podrían tener la posibilidad de acceder a mercados de productos agrícolas con mejores condiciones de comercialización.

“Es una gran alegría recibir el Premio Mujeres Solidarias que nos permitirá cumplir el sueño de las mujeres olvidadas del campo del interior del país. Quiero agradecer a Fundación AVON y especialmente a las mujeres que trabajan conmigo todos los días por confiar en mí, les doy mi palabra que este proyecto va a seguir creciendo hasta tener nuestra propia marca de productos. Como mujeres aún tenemos muchas brechas por romper, animo a las compañeras a no bajar los brazos, a no tener miedo, siempre encontraremos el impulso para seguir delante”, manifestó Romilda Padilla.

 

Anabella Albornoz por su aporte a la igualdad de género y al fin a la pobreza.

Anabella es Presidenta Suma de Voluntades, una ONG que cuenta con 3 comedores infantiles, acompañamiento escolar, alfabetización para adultos, recorridas nocturnas diarias para dar comida a gente en situación de calle, talleres educativos, clínicas deportivas y el proyecto Construir Dignidad, donde las familias se construyen sus casas, interviniendo en todo el proceso de la construcción, desde la fabricación de bloques hasta la edificación de la misma.

Mediante el proyecto Sumando dignidad al trabajo artesanal comunitario, la ONG busca  desarrollar herramientas formativas para mejorar el desarrollo personal y profesional de las mujeres que conforman la cooperativa de producción y elaboración de panificados. Se capacitan en coaching grupal, pastelería, repostería y marketing. Su propósito es mejorar las habilidades de las mujeres miembros de la cooperativa y la productividad y comercialización de su trabajo.

A través de este premio, recordamos que nosotras podemos ser transformadoras de la realidad; y nos brinda esperanza para continuar trabajando y construyendo un camino para la restitución de derechos”, comentó Anabella Albornoz.


Durante el evento, Jan Zijderveld destacó: “Crear oportunidades para las mujeres es el corazón de los negocios y el propósito de Avon. Es fantástico ver que el Premio Mujeres Solidarias de la Fundación Avon en Argentina de vida a esto, abriendo oportunidades para las mujeres, sus comunidades, el país y nuestro mundo. Es una lección para todxs conocer a estas personas inspiradoras que son ejemplos sobresalientes del efecto dominó que alguien puede tener. Estas mujeres están liderando un cambio social positivo y es un orgullo que Fundación Avon sea parte de su viaje, abriendo y acelerando el impacto que estos proyectos pueden tener“.

En tanto, Florencia Yanuzzio, Directora Ejecutiva de Fundación AVON expresó: “Hace ya 12 años que vivimos la ceremonia de entrega del Premio Mujeres Solidarias. Sin embargo, desde Fundación AVON disfrutamos como si fuera la primera entrega. Este premio nos llena de orgullo, y nos emociona conocer la invaluable tarea que mujeres de todo el país desarrollan de manera interesada, nada más ni nada menos, que para cambiarle la vida a su comunidad. Este reconocimiento, además de una ayuda, es un incentivo para acompañarlas y fortalecer su accionar en este camino”.

 

Los proyectos fueron evaluados por un jurado de reconocida trayectoria, integrado por:

  • Ada Rico, Presidenta de la Asociación Civil “La Casa del Encuentro”.
  • María Florencia Freijo, Politóloga. Militante feminista, trabaja en la promoción de los derechos de las mujeres y en la elaboración de programas sociales para el desarrollo humano.
  • Carolina Barone, Directora de Políticas de Género del Ministerio de Seguridad de la Nación.
  • Daniela Reich, Senadora de la Provincia de Buenos Aires.
  • Juliana Catania, Directora Adjunta de la Red Argentina para la Cooperación Internacional (RACI).
  • Karina Pesce, Médica Mastóloga, Comunicadora.
  • Patricia Lafratti, Directora Innovar Sustentabilidad.
  • Anabella Messina, Periodista TELEFE.
  • Victoria Morales Gorleri, Directora Nacional de Responsabilidad Social para el Desarrollo Sostenible dentro del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.
  • Alejandra García, Especialista de Género del Programa De Las Naciones Unidas Para El Desarrollo (PNUD).
  • Andrés Lopez, Coordinador del Programa Justicia Restaurativa en Contexto de Encierro.
  • Florencia Yanuzzio, Directora Ejecutiva Fundación AVON.

 

 

 

En la ceremonia, distinguimos, además, a las 5 finalistas quienes recibieron una mención especial. Ellas son:

Claudia Alejandra Montes, por su destacado aporte a la salud y bienestar y a generar alianzas para lograr los objetivos. Ella coordina el grupo de pacientes en remisión “Trama de Vidas”, un espacio abierto de encuentro para personas con cáncer y familiares. Atención psicológica a pacientes oncológicos adultos y sus familias en consultorio, en entrevistas conjuntas con equipo, en sala de internación y guardia del hospital y en domicilio.

Rocío de los Ángeles Silka, por su destacado aporte a alcanzar la igualdad de género y   trabajo decente y crecimiento económico, conMujeres de Hierro”, Taller de Herrería para mujeres en situación de vulnerabilidad social o económica del Oeste de la Ciudad de Neuquén, con el objetivo de generar un espacio de aprendizaje, motivación y contención, romper paradigmas e incluirlas en un oficio comúnmente masculino, y que puedan internalizar el conocimiento como una herramienta de empoderamiento.

Ana Elena Caligaris, por su destacado aporte a la igualdad de género y a la reducción de las desigualdades, a través de su proyecto “Sororas, poderosas y libres” que brinda talleres de oficios por la organización Ñande Roga Guazú (peluquería, corte y confección, arte, lúdico, género y derechos de la mujer, mugas para adolescentes) para favorecer la salida laboral y acceso a beneficios económicos para las mujeres de Formosa, las que en su mayoría son jefas de hogares monoparentales.

Alida Whet, por su destacado aporte a la reducción de las desigualdades y a la igualdad de género. Su proyecto “Mujeres tejiendo futuro” se propone brindar capacitación textil a mujeres integrantes de la ONG Las Omas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad social y que han sido víctimas de violencia de género, de esta forma se busca empoderar laboral y económicamente a las mujeres brindándoles herramientas para una futura inserción laboral.

Carmen Laffont, por su destacado aporte a garantizar una educación de calidad y a la reducción de las desigualdades con su proyecto “Creando Puentes” que busca contribuir a la erradicación del analfabetismo y lograr la finalización del ciclo básico secundario de las alumnas del Barrio Virgen del Pilar y 12 de octubre de Fray Luis Beltrán, Mendoza, a partir de talleres de aprendizaje y servicio solidario, garantizando, además, el cuidado diario necesario durante tres horas a los hijos de las alumnas para que puedan cursar y finalizar su escolaridad.

 

Post Tags